El mundo financiero ha entrado en una revolución gracias a la aparición de nuevas tecnologías.

 

Hacer pagos, transferencias de dinero o solicitar créditos se puede hacer 100% a través de internet. Ya no hay necesidad de hacer largas filas o diligenciar tediosos documentos. Con tecnología se puede ofrecer una mejor experiencia a clientes que tradicionalmente han sufrido para tener altos niveles de satisfacción.

La necesidad de los consumidores por ahorrar tiempo y obtener servicios 24/7 aceleró la aparición de las llamadas Fintech, compañías que ofrecen un portafolio financiero en línea de una forma cada vez más masiva. Al final, las Fintech permiten realizar de manera eficiente procesos de aprobación de préstamos, realizar pagos online, invertir, comprar algún producto o contratar un servicio desde cualquier lugar y en tiempo real.

Cualquier empresa que ofrezca productos financieros utilizando tecnología como canal principal puede clasificar dentro del ecosistema Fintech. De hecho, en Colombia ya se creó una asociación dedicada al gremio. Se trata de ColombiaFintech la cual representa a un grupo nutrido de startups o emprendimientos que operan bajo la modalidad de plataformas.

El sector Fintech es complementario y aliado del sistema tradicional financiero, muchas veces siendo la puerta de entrada a estos servicios y fomentando la bancarización. En el país aún hay un gran porcentaje de la población que no se encuentra inmersa en el sistema bancario tradicional, lo cual representaba un dolor de cabeza para el gobierno, ya una alta informalidad implica menos recursos dentro del presupuesto nacional, y menos oportunidades para fomentar la economía del país.

Sin embargo, utilizar servicios de empresas Fintech como Lineru (que ofrece créditos a través de internet), puede ser el canal directo para ingresar a la banca tradicional. “Colombia tiene un gran potencial Fintech para resolver problemas actuales del mercado. Apalancar estas innovaciones con el sistema tradicional financiero va a permitir crear un ecosistema donde varias industrias convergen digitalmente creando mayor valor y eficiencia” Afirma Camilo Montañez, Director de producto para Lineru.

Países como Japón, Australia, Estados Unidos o China han liderado la apuesta por el sector, logrando un impacto importante en su economía y beneficiando a un importante número de ciudadanos. En algunos casos ya no es necesario portar una tarjeta física para hacer transacciones, pues se ha empezado a implementar pagos directos con códigos, smartphones y hasta biometría.

“La competencia es global y acelerada. Los jugadores tradicionales se han preparado para esta nueva ola y startups latinas están transformando el canal digital. En Colombia contamos con desarrolladores y diseñadores de talla excepcional para este reto, estoy seguro que podemos competir y ganar. Diariamente trabajamos en innovar y construir mejor tecnología en nuestros productos.” Afirma el ejecutivo.

Lineru es sin duda un caso de éxito de Colombia, la plataforma fue creada en 2012 y ha recibido más de 1 millón de solicitudes de crédito. La compañía ofrece cupos de crédito rotativos desde los $150.000 hasta los $900.000 pesos colombianos.

Utilizando tecnología de machine learning, Lineru logra decidir la aprobación de un crédito en menos de 15 minutos, tan solo llenando un formulario online. Ser mayor de edad, residir en Colombia y tener una cuenta bancaria personal son algunos de los requisitos para ser aprobado.

 

Facebook
Instagram
Twitter
Share This