No sólo Google ha adoptado medidas en contra de la multinacional china, Intel, Qualcomm y otras grandes empresas también imponen el veto.

 

Desde que se conoció la información el día de ayer, muchas cosas se han dicho y al final los usuarios han quedado en una situación bastante incomoda, con tanta información fuera de contexto y más conjeturas que hechos concretos ha sido prudente esperar hasta el día de hoy, día en que las principales compañías implicadas han presentado sus declaraciones, en general impartiendo un parte de tranquilidad nada satisfactorio pensando en el futuro, pero sí de presente.

  • Los usuarios actuales de dispositivos Huawei/Honor podrán seguir haciendo uso de los mismos de forma aparentemente normal, todo esto porque podrán seguir haciendo uso de la plataforma Google Play, la tienda de aplicaciones más grande e importante del mercado para el universo Android, esto quiere decir que los usuarios podrán seguir descargando y actualizando sus aplicaciones.
  • De igual forma seguirán recibiendo los parches de seguridad que Google publica para su plataforma Android
  • Pero lo más importante, no recibirán a partir de ahora las actualizaciones propias del sistema operativo que estaban en camino, es decir sus teléfonos se quedarán en la versión del sistema que actualmente poseen, llámese: Android 7 Nougat, Android 8 Oreo o Android 9 Pie bajo EMUI.

La compañía norteamericana ha querido dejar claro que no pretende dejar desprotegidos a sus usuarios actuales que hacen uso de dispositivos Huawei, pero básicamente deja «obsoletos» los mismos al no permitir que puedan actualizar la versión del sistema operativo.

Por su parte la multinacional china expresa que todos sus dispositivos que se encuentran en el mercado, incluso los que están en stock seguirán recibiendo soporte y actualizaciones (seguramente se refieren a los parches de seguridad mensual y el acceso a Google Play). De igual forma manifiestan su contribución al crecimiento de la plataforma Android y el desarrollo de su propio ecosistema, recordemos que Huawei lleva años trabajando en su propio sistema operativo Kirin OS.

En este punto, este es el problema menos importante, bajo su propia capa de personalización EMUI, Huawei ha dado un sello de identidad a sus dispositivos, pero lo que hace especial a Android es básicamente su integración con los servicios de Google y el acceso a Google Play, contra lo que es difícil competir, en este caso, porque la opción de acudir a la suite de Microsoft por ejemplo no sería una posibilidad, (también es una empresa norteamericana).

Facebook
Instagram
Twitter
Share This